¿Cómo se fabrica la felicidad o infelicidad en el ser humano?

La felicidad es una palabra muy trillada, multimencionada, se ha escrito mucho sobre ella, sin embargo mucha gente no sabe ser feliz o desconoce cómo fabricar la felicidad.

 

Sí, la felicidad se fabrica

Cada ser humano tiene la capacidad de producir, crear, generar o fabricar pensamientos, convertirlos en sentimientos, estos en emociones y el resultado es un estado de ánimo acorde con los pensamientos preconcebidos positivos o negativos. De manera que si se fabrican pensamientos de odio, resentimiento, coraje, envidia, miedo, etc., el estado de ánimo resultante será precisamente odioso, resentido, envidioso, miedoso, corajudo, etc. Lo contrario, fabricar pensamientos alegres, entusiastas, etc., darán como resultado un estado de ánimo alegre, entusiasta.

 

Esto no es nada nuevo ni algo que se haya descubierto ahora, desde que el ser humano (hombre o mujer) existe en este planeta Tierra ha elegido siempre sus estados de ánimo que desea disfrutar o sufrir, ya que él mismo es quien fabrica la felicidad o infelicidad y así será siempre.

Te puede interesar:  Relación entre la autoestima y los trastornos alimentarios

 

Ni el dinero ni los bienes materiales producen felicidad

Conozco a un Doctor muy exitoso económicamente hablando, que tenía su residencia con todas las comodidades, hasta con cancha de fútbol, etc., pero no era feliz, pues le nació un hijo con incapacidad mental para desenvolverse en le vida; siendo Doctor jamás encontró la cura para su propio hijo, el que sólo vegetaba, siempre encerrado en su recámara repleta de juguetes, pero no tenía la capacidad para jugar con ellos, 30 años de edad y muerto en vida. Esta era su gran tristeza hasta hace más de 10 años, desconozco si todavía lo siga siendo hasta la fecha. Siendo Doctor jamás se dio por vencido, nunca dobló las manos, siguió trabajando con un entusiasmo envidiable, aunque cargando con su cruz.

 

Existía en Estados Unidos un hombre amante de la jardinería, tenía sus plantas hermosas siempre, pero le llegó una plaga a cierta planta, que no podía exterminar con nada, le pidió consejo a un chino y éste le dijo: Si ya probaste de todo para eliminar la plaga y no lo has logrado, lo mejor es que aprendas a vivir con ella.

Te puede interesar:  4 pasos para aumentar tu autoestima

 

Existen males irremediables en este mundo, se dice que son males necesarios, que debemos aprender a vivir con ellos, haciendo caso omiso de ellos, buscando nuestra felicidad interior y continuar con entusiasmo y alegría por el camino hacia nuestro destino final.

 

Cuando se pretende imponer nuestras ideas, creencias, proyectos, metas, sobre los demás que nos rodean y estos no hace caso de nuestros ideales, sentimos frustración, angustia, desesperación, coraje y tal vez, resentimiento; mas no son los demás culpables de nuestras tristezas, nosotros mismos somos quienes fabricamos esos sentimientos negativos que nos hacen la vida infeliz. El remedio para esto es respetar el criterio de los demás. Pues cada ser humano es libre de ser, de pensar, de sentir, de actuar, de hablar, etc., conforme a su libre albedrío. Ya lo dijo el Benemérito de las Américas, don Benito Juárez: «Entre los invididuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz».

Te puede interesar:  Ese cuerpo que nos presenta y representa

 

Así que tomando en consideración estas experiencias, cada quien es libre de crear, producir, generar o fabricar su propio sentimiento de Felicidad o Infelicidad, disfrutarlo o sufrirlo, conforme a su elección.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Scroll Up